Protectores solares para surfistas

  • por

Para hacer sur se necesitan ganas , una tabla de surf, un neopreno si la ocasión lo requiere, y crema protectora para el sol siempre.

Debido a la disminución del grosor de la capa de ozono, los rayos ultravioleta producen más quemaduras en nuestra piel y pasado el tiempo, reducen su elasticidad, causan envejecimiento prematuro y lo más importante: pueden ser causa de cáncer de piel. 

Cuidar de nuestra piel se convierte en una responsabilidad con nuestro yo del futuro. Él (o ella) querrá seguir surfeando y lo sabes.

La memoria de la piel y el efecto espejo: efectos positivos y negativos de la piel

Está sobradamente demostrado que el sol es beneficioso para la salud: es bueno para el corazón, aporta vitamina D indispensable para que nuestro organismo absorba el calcio para los huesos y ayuda a pacientes con depresión. Pero por inconsciencia o desconocimiento, muchas veces entramos al agua sin proteger nuestra piel y sucede que, pasado un tiempo, se enrojece, se pela o incluso se quema de tal manera que pueden aparecer ampollas, que además de causar dolores, a la larga pueden convertirse en lunares y melanomas que desencadenan cáncer de piel.

Es por eso que los dermatólogos hablan de “memoria de la piel”, porque los efectos adversos de los rayos Ultravioleta ( UVA, UVB y UVC ) se van acumulando durante los años y afectan directamente al su ADN; mata a las células.También debilitan el sistema inmune.
Y no depende tanto del color natural de nuestra piel o de protegerse en la sombra cuando no estés surfeando, sino que hay que tener en cuenta que los rayos del sol rebotan sobre la arena y no hay escapatoria aunque estés bajo una sombrilla.
Y la cosa empeora sobre la tabla: el efecto del sol se multiplica porque estamos rodeados de agua que la refleja. Ésto es: “el efecto espejo”.

Qué debemos tener en cuenta para elegir el protector ideal.

En las farmacias podemos encontrar infinidad de cremas de marcas como ISDIN, la Roche Possay, Vichy o Heliocare, que están consideradas de los mejores del mercado, pero sucede que nosotros por lo general pasamos muchísimas más horas expuestos al sol, durante todo el año y además mojados, así que lo ideal es encontrar un protector que sea mucho más potente (con un SPF alto), resistente al agua y a poder ser, respetuoso con el medio ambiente. Esto último para nosotros también es una prioridad.

– Protectores solares resistentes al agua
¿Cuántas veces te ha sucedido que de tanto salir y entrar en el gua, notas que se ha diluido toda la crema en el agua? ¿Y cuántas veces te ha pasado que acaba metiéndose en los ojos? La solución está en los productos resistentes al agua. Son más espesos que el resto, así que es probable que te cueste más extenderlos y pueden dejar residuos en tu piel como halos blancos, pero son la única alternativa. Merece la pena en pos de la salud de tu piel. 

Potentes: Con un índice de protección entre 30 y 50.
Seguro que has oído hablar de ‘pantalla total’. Son aquellos protectores que filtran los rayos ultravioleta negativos para la piel (los UVA y los UVB) y superan un índice SPF de más de 30.
El SPF es el tiempo de protección solar que tenemos ante la exposición a los rayos solares. Por ejemplo: si generalmente te quemas a los veinte minutos de estar al sol, con un factor 30 retardarías ese efecto durante treinta veces más. Tenlo en cuenta si tu piel es más o menos morena y no olvides que debes aplicarla siempre que sientas que lo necesitas. No hay una norma.

Respetuoso con el medio ambiente: con filtros de origen mineral
Existen tres tipos de filtros solares en las cremas: los filtros químicos, los físicos, y los minerales.
Los primeros no son biodegradables, suelen contener nanopartículas y dejarán residuos en el agua, así que tienen un impacto considerable sobre el medio ambiente llegando a afectar al ecosistema de algas y animales, por lo que nosotros los desaconsejamos rotundamente.
Aquellos que emplean filtros físicos están compuestos en su formulación de dióxido de titanio y óxido de zinc que pigmentan la piel para crear su escudo protector, son mucho más incómodos de extender y nuevamente dejan residuos en el agua.
La mejor opción que nosotros nos planteamos son los protectores con filtro mineral: igual de eficaces, con formulaciones muy complejas de estabilizar con sustancias naturales pero totalmente respetuosas con el medio ambiente.
Son más difíciles de encontrar, pero para ello he venido a ayudarte.